miércoles, 1 de abril de 2009

Corazón inutil... que no puede ayudar...


Hay momentos en que eres invadido por la impotencia... 
desearias poder hacer cosas que no manejas...

Hay momentos en que quieres mover las piezas de una forma distinta...
para causar menos dolor y porque no, no causarlo...

Hay momentos en que desea que una persona no sufra...
y darias tu corazon como escudo...
asi dejar que ese alguien no sienta lo que hoy siente...

Pero hay otros momentos en que desearias...
que todo lo que rodea a esa persona fuese cosas buenas
y al no ser asi te sientes inutil, porque no puedes cambiarlo.

Inutil porque no hay forma de ayudar a la personas que quieres...
porque no puedes mas que decirle palabras...
y peor aun aveces crees que esas palabras se la llevan el viento

Impotente porque no puedes ni darle un abrazo y repetirle...
lo importante que es en esta vida... sino que te tienes que conformar con hablar...
inutil porque no puedes hacer nada por A o B motivo...

Crees que por ayudarle le estorba y le aburres con palabras que en ese momento son tontas y sin sentido...que las palabras no son lo mismo porque no cambia la situacion...

Y por ultimo desearias estar cerca de esa persona... para poder luchar por ella... y que se de cuenta que es una persona que quieres y que vale oro.

Y entonces que hago yo... con este sentimiento de impotencia e inutilidad... que me reprocha el corazon y me hace sentir peor... como calmo al corazon... como lo engaño diciendole que su trabajo es util... y no es mas que un corazón encadenado para ayudarle... sin quedarse mas q con las palabras...

5 comentarios:

Nunca dejes de sonreír dijo...

¿sabes? de una manera u otra siempre pero siempre somos utiles!;

Un beso!

pao dijo...

si lo leo una vez mas voy a sentir que me losacaste de mi cabeza =S te entiendooo ..beso

Betta Real dijo...

Mmm, yo creo que el mero hecho de estar ahí, para esa persona, escuchando y hablando ya es hacer algo.

Tu preocupación y frustración lo demuestra, tal vez uno no puede hacer todo lo que se desea pero no queda en la indiferencia.

Saludos y abrazos

Beatrice dijo...

Entiendo lo que dices, creo que casi todos en algún momento hemos sentido es impotencia, el querer meternos por el cable del teléfono y llegar al lado de la otra persona y abrazarla y ser capaces de demostrarle todo lo que llevamos en el corazón y en la cabeza... pero en esos momentos auqnue no haya cercanía física la sigue habiendo de otra manera... un besazo!

Veratz dijo...

Gracias!! :D